Guía para familias de personas afectadas por un TCA

Acaba de llegarnos a las manos la versión en castellano de la «Guía para familias de personas afectadas por un TCA» que se presentó ya a comienzos de año en su versión original en catalán. La guía es fruto del trabajo de los miembros de la Mesa de Diálogo para la Prevención de los Trastornos Alimentarios y la Agencia Catalana del Consumo y tiene por objetivo ser una herramienta interactiva y didáctica de acompañamiento y conocimiento, que ayude a los familiares de enfermos de anorexia, bulimia u otros tipos de trastornos a identificar la patología y les proporcione pautas sobre cómo actuar para dar apoyo y cuidar a la persona enferma.

El contenido de la guía se estructura en tres ejes: la psico-educación del trastorno de la conducta alimentaria, el soporte social y las herramientas para las familias y las personas de apoyo.

En la primera parte, Psico-educación de los trastornos de la conducta alimentaria, se introduce qué son los trastornos de la conducta alimentaria y qué tipos hay (los trastornos principales, si hay algunos más graves que otros, si se puede pasar de un trastorno a otro, etc.), las causas (la multicausalidad, los perfiles de riesgo, las situaciones de estrés o el seguimiento de dietas como detonantes, el sentimiento erróneo de culpa de los padres, el riesgo para hijos o hermanos de enfermos…).

También dentro de este epígrafe, la guía explica las manifestaciones clínicas (por un lado, las manifestaciones físicas y las complicaciones en que puede derivar, y por otro las manifestaciones psicológicas, con los cambios de humor, la normalidad aparente y el aislamiento), el tratamiento (la necesidad de tomar conciencia de la enfermedad como primer paso; el tipo de tratamientos, como el ambulatorio, el ingreso o el hospital de día; las pautas que hay que seguir y el equipo médico multidisciplinar), el pronóstico (grado de recuperación, las recaídas y cuándo se considera que un enfermo está recuperado) y la relación de los TCA con otras enfermedades (enfermedades psiquiátricas, diabetes, obesidad y celiaquía).

En la segunda parte, la Guía se centra en el Soporte social. Analiza de manera detallada el rol de los padres (cómo gestionar los sentimientos de culpa, las renuncias para hacer de cuidadores y las dudas sobre qué papel tienen que desempeñar en el tratamiento), de los hermanos (si tienen que conocer qué le pasa al enfermo, cuál tiene que ser su rol y cómo los puede afectar), de la pareja (qué puede hacer si la persona enferma no quiere ayuda y cómo se tiene que actuar) y de los amigos (qué tienen que hacer y qué no cuando conocen la existencia del trastorno y qué papel tienen que tener durante el tratamiento).

Finalmente, en la parte dedicada a las Herramientas para las Familias y las Personas de Apoyo, la Guía explica qué se tiene que hacer y que no ante un TCA en casa, da claves para diferenciar la persona del trastorno (cuándo habla y actúa el trastorno y cuándo lo hace la persona) y propone una serie de escenarios concretos a modo de ejemplo con las respuestas correspondientes.

Fuente: Agencia Catalana de Consumo

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *