TCA e infancia

Hoy es el día universal del niño o día mundial de la infancia y desde TCA Aragón queremos dar visibilidad e informar sobre la aparición de los trastornos alimentarios a edades tempranas.

El Dr Samuel H. Campuzano Martín, pediatra, explica en su artículo “Trastornos de la conducta alimentaria en el niño pequeño” que los TCA del niño pequeño aparecen habitualmente entre los 0 y 6 años, siendo mucho más frecuentes por debajo de los 3 años. Especialmente importantes y delicadas son las etapas de transición, de la lactancia materna o biberón a la cuchara, y de la comida triturada a la sólida. Según este facultativo es difícil establecer su incidencia con claridad, debido a la heterogeneidad de las situaciones que engloban estos cuadros clínicos. Se estima en hasta un 20-30% de los niños sanos con desarrollo normal y en un 80% en niños con necesidades especiales o alteraciones del desarrollo, de los cuales, la gran mayoría se tratará de trastornos leves o percepciones erróneas por parte de los padres, y solo en un 1-5% de los niños estaremos ante un verdadero TCA.

Una buena educación dietética desde la infancia ayuda a prevenir la aparición de trastornos alimentarios. Además, detectarlos y tratarlos precozmente mejora mucho su pronóstico. La detección precoz y ponerse en manos de especialistas para seguir un tratamiento adecuado son las mejores armas para combatir los trastornos alimentarios. Sin embargo, es mejor prevenir su aparición tanto en el ámbito familiar, educativo y social.

A continuación compartimos una lista elaborada por el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona con algunos consejos para prevenir los trastornos alimentarios ya desde la infancia:

>Enseñar a los niños desde pequeños, tanto en casa como en la escuela, la importancia de unos correctos hábitos alimenticios
>Comer en familia siempre que sea posible, convirtiendo la comida en un punto de encuentro y de reunión para comentar cómo ha ido el día y conversar tranquilamente
>Los menús deben ser variados e incluir todos los tipos de alimentos necesarios para una correcta nutrición, limitando el consumo de dulces y postres industriales y comida rápida
>Ofrecerles verduras y frutas de forma variada
>Establecer horarios de comida regulares
>Fomentar su autoestima. Es importante que conozca sus capacidades y limitaciones, y aprenda a sentirse a gusto consigo mismo. Reforzar su autonomía y estimularle para que tenga sus propias opiniones y resulte menos vulnerable a los mensajes de los medios de comunicación y la publicidad. Esto evitará futuros complejos
>Comentar con el niño estos mensajes sobre estética y alimentación que difunden los medios de comunicación, razonando lo que es cierto y lo que no, y enseñándole a valorar la salud por encima de los condicionamientos estéticos
>Animarle a practicar ejercicio con regularidad. Es bueno para su salud y le ayudará a mantenerse en forma
>Facilitar sus relaciones sociales y su participación en actividades extraescolares, excursiones, visitas culturales programadas por el colegio, etc
>Establecer una buena comunicación dentro del ámbito familiar, para que el niño se sienta seguro

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *